Te han hablado maravillas del CBD. Ya sabes que el cannabidiol es un componente terapéutico y no psicoactivo del cannabis, que se estudia por su acción ansiolítica, antiinflamatoria y analgésica, entre otras. Conoces perfectamente que se vende en varios formatos: flor, aceite, eliquids o cremas. Sabes que la OMS lo ha proclamado un producto seguro y 100% legal. Y que es una sustancia permitida en todas las competiciones deportivas desde 2018. Finalmente, ya has decidido cómo te iniciarás: quieres usar tu primer aceite CBD para elevar el bienestar de tu cuerpo y de tu mente. Has elegido ese formato porque te gustan las texturas oleosas y te parece una presentación cómoda para llevar siempre contigo (bien pensado); además, según los estudios de biodisponibilidad realizados en los países donde su ingesta directa está regulada, un aceite de CBD procura un efecto alto mantenido en el tiempo. Si aciertas con tu elección, notarás los beneficios desde el primer uso. Es lo que en ProfesorCBD llamamos “tener un CBDflechazo”.

Para acertar con la compra de tu aceite de cannabidiol, es importante elegir la concentración de CBD que se ajusta al problema que quieres solucionar. En hakuna Oil, la marca propia de ProfesorCBD,  disponemos de aceites al 5%, 10%, 15% y 30% de CBD. Además, tenemos la línea Buenas Nochezzz, con GABA, para aquellos que buscan solucionar sus problemas de sueño. Hay más: nuestro aceite 10% CBD con aroma a menta hakuna Oil es una fórmula aislada (0% THC), ideal para quienes desean un extra de seguridad (es el preferido de deportistas profesionales y cuerpos de seguridad del Estado). Con una oferta tan variada, es sencillo perderse. Por eso, hemos elaborado este recomendador, que, con sólo una o dos preguntas, te indicará cuál es el aceite de CBD hakuna Oil a tu medida.  

¡Enhorabuena, ya lo tienes! Ahora sólo te queda acertar con la dosis CBD: esta otra calculadora te ayudará en ese trámite.

Con el porcentaje y el número de gotas adecuados, tus probabilidades de éxito son muy altas. Obviamente, es importante que tu marca de aceite de CBD se ajuste a los más altos estándares de calidad. De lo contrario, estarás perdiendo el tiempo (y el dinero). Las cualidades que ha de reunir tu primer aceite de CBD son las siguientes. (Spoiler: hakuna Oil las cumple todas).

  • Venir acompañado de una analítica de laboratorios de terceros. Sus resultados te ayudarán a determinar si tiene los niveles de CBD y THC adecuados.
  • Proceder de un cultivo orgánico en rico suelo español. El cáñamo absorbe muchas cosas del suelo donde se cultiva: lo bueno y lo malo. Busca el mejor suelo, que garantiza la ausencia de metales pesados en tu CBD. Los aceites hakuna Oil provienen de cáñamo cultivado en campos andaluces, con semillas certificadas por la UE,
  • Utilizar una triple base de otros beneficiosos aceites portadores. En el caso de los aceites hakuna Oil, a las propiedades del CBD, se suman los omegas 3 y 6 del aceite de oliva, los tocoferoles del aceite de cáñamo (efecto cardioprotector) y la acción cetogénica del MCT.
  • Respetar la riqueza del cannabis. No es lo mismo coger una flor 5% CBD y verter CBD aislado por encima para subir el porcentaje con el que se hace un aceite (chapuza) que usar un destilado 85% CBD, con CBG y CBN, y diluirlo en una base oleosa (la fórmula hakuna Oil). Este proceso mantiene el porcentaje de todos los cannabinoides, provocando un efecto sinérgico que multiplica los beneficios del CBD.
  • Mostrar la cantidad de CBD en la etiqueta. Para ser eficaces, los aceites deben contener, al menos, 500 mg de CBD por envase de 10 ml.
  • Ser CBD. Hay marcas que venden aceite de cáñamo como si fuera CBD. Y no es un mucho menos un ingrediente tan beneficioso. Mira siempre el listado de ingredientes para que no te la cuelen.

hakuna Oil, cannabis legal… y cannabis real.