Es posible que hayas oído hablar de los beneficios del CBD en aceite y tengas dudas sobre cuál es la dosis correcta para ti. En lo relativo a CBD y dosificación, lo primero que has de saber es que cada persona necesita una cantidad diferente en función de su constitución física, de su metabolismo y de los beneficios que quiera conseguir. Las dosis de CBD en aceite se tienen que adaptar a nuestro peso y masa muscular. Además, es importante tener en cuenta los efectos que queremos alcanzar y si estamos o no habituados a su uso, ya que allí donde está regulada la ingesta directa, se recomienda empezar con una dosis más baja y luego ir ajustando.

Cada persona necesita una porción adecuada de producto para conseguir el efecto deseado. En algunos casos, este se deja notar a los pocos minutos. En otros, es necesario que el uso se prolongue en el tiempo. Igual que no a todos nos sienta bien la misma prenda o una talla única, las necesidades son diferentes dependiendo de tus factores individuales. Nosotros recomendamos anotar las sensaciones en un diario: en cuestión de día, tendrás una visión certera de cómo va mejorando tu cuerpo.

Además, también interviene en la fórmula el porcentaje de cannabidiol en tu aceite de CBD. Los aceites de Hakuna Oil, hechos en España con ingredientes naturales y con el Certificado Europeo de Agricultura Ecológica, tienen diferentes porcentajes de CBD para adaptarse a cualquier necesidad. Puedes encontrarlos en ProfesorCBD con concentraciones que van del 5% al 30%. El término medio es el aceite con una densidad de cannabidiol del 10%, uno de los más recomendados por los especialistas. Su uso continuado está pensado para que tenga una duración de unos dos meses.

¿Qué es el CBD en aceite?

El conocido como CBD (cannabidiol) es una molécula extraída del cáñamo industrial. Para su uso comercial se extrae de la resina de las hojas y las flores de la planta. Para ello se utilizan, fundamentalmente, dos métodos: mediante C02, el más implantado, o a través del etanol.

Mediante una tecnología puntera de alta precisión se modifica el C02, que, al interactuar con el cáñamo, separa la sustancia que necesitamos. Este hecho permite la recogida y captura del CBD. Mientras, el C02 pasa a lo largo de un circuito para llegar a un condensador que lo devuelve a un estado líquido que permite su reutilización.

Para mantener sus propiedades y efectos, lo que se hace es diluir la solución en aceite, que permite conservarlo y afinar con la dosificación adecuada.

¿Qué dosis de CBD es la recomendada por los estudios?

Cuando se habla de dosificación del CBD en aceite, las guías de países donde este está regulado por el Gobierno, como Canadá, siempre aconsejan iniciarse con pequeñas cantidades e irlas aumentando en función de las características físicas, de las necesidades de la persona y de la concentración del producto. Si partimos de un aceite al 10%, la recomendación va desde una 1 gota/día a partir de 11 kilogramos (peso que puede servir como referencia en el caso de mascotas), si hablamos de dolencias leves. Pero si abordamos dolencias graves, la recomendación serían 11 gotas para personas de más de 108 kilos.

Si ya tienes en casa un aceite con una concentración del 5% de CBD, por ejemplo, las dosis son diferentes. Aquí tienes las tablas que proporciona la prestigiosa web americana honestmarijuana.com.

Para aceite 5% o 500 mg de cannabidiol

Dosis aceite 5% CBD

Para aceite 10% o 1000 mg de cannabidiol

Dosis aceite 10% CBD

Para aceite 15% o 1500 mg de cannabidiol

DOSIS ACEITE 15% CBD

La mayoría de nuestros usuarios divide las tomas en mañana, tarde y noche. Si la dosis es demasiado pequeña como para partirla en tres, no hay ningún momento contraindicado para ella: cualquier momento es válido.

Otra opción es que hayas comprado un aceite en spray. No te preocupes. Solo tienes que saber que cada pulsación es igual a 3 gotas. Este sistema tiene un inconveniente: las circunstancias en que se quiere aplicar una cantidad menor a la que sale en cada pulverización o si la cantidad que se va a usar no es múltiplo de 3. Por otro lado, se trata de una posibilidad cómoda y limpia para tener CBD en aceite en casa o si lo vas a usar de manera tópica.

Como precaución, la Food Standards Agency (Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido) aconseja que un adulto sano con un peso promedio de 70 kilogramos no use más de 70 mg al día, unas 28 gotas de CBD al 5%.

¿Cómo se usa el aceite de CBD?

En España no se recomienda el consumo oral del CBD, aunque hay otros países que sí lo permiten. En esos casos, lo más habitual es añadir unas gotas bajo la lengua. Se coloca la dosis recomendada y se deja que el líquido haga efecto entre 30 y 45 segundos. Los beneficios permanecen en el organismo entre 2 y 6 horas después de la toma.

No obstante, las ventajas del empleo de CBD son notables, ya sea por consumo oral, en aquellos países donde se permite, como a través de la vía cosmetológica. En este último caso solo tienes que añadir la proporción adecuada a tu fisionomía y dolencia en tu crema habitual para notar sus beneficios. O decantarte, directamente, por productos tópicos.

Otra opción que se usa fuera de España es diluir el aceite en bebidas calientes que contengan al menos un poco de leche entera. La leche es un buen complemento al aceite, ya que para su disolución es necesaria la materia grasa. Si la bebida solo estuviera hecha con agua, como en el caso de las infusiones, el aceite se quedaría sobre la superficie.

También hay aficionados a la cocina fuera de nuestras fronteras que incluyen el CBD es sus recetas. En la red puedes encontrar desde dulces, a ensaladas, guacamole o barritas energéticas de granola con CBD.

¿Cuánto tiempo tardaré en notar los efectos?

La clave del éxito está en la constancia. Usar CBD en aceite un día no te hará experimentar sus efectos beneficiosos. Hay que ser riguroso y tenaz. Además, el tiempo de respuesta del organismo no es igual para todas las personas. Cada cuerpo reacciona siguiendo su propio ritmo. Por eso, hay corrientes que recomiendan iniciarse en el uso de los CBD en aceite de forma paulatina, empezando por una dosis pequeña y manteniéndola unos días (por ejemplo, la indicada para una dolencia leve, aunque esta sea superior). Si el resultado es satisfactorio, los usuarios tienden a incrementarla al nivel indicado en las tablas.

Como siempre, te recomendamos que antes de iniciarte en el uso del CDB, tengas una breve charla con tu médico. Él es el especialista indicado para cuidar de tu salud y te dará los consejos clínicos y las recomendaciones que necesitas.

¿Qué tipos de aceite de CBD hay?

En ProfesorCBD puedes encontrar muchas variedades de aceites con CDB para que elijas aquella que mejor se adapta a tus necesidades. En el caso de los aceites con base de MCT y con GABA, hay distintas concentraciones entre las que los consumidores pueden optar.

Aceite con base de MCT rico en CBD

Creado a partir de extractos de cáñamo cultivado de forma orgánica, este aceite con CBD está formulado sobre una base de MCT, conocido popularmente como aceite de coco. Es un producto muy valorado por los deportistas.

Con GABA

Combina CBD y GABA (ácido γ-aminobutírico) con una base de MCT y aceite de oliva. Al contener GABA, que es inhibidor del sistema nervioso central, es el complemento perfecto para mejorar la calidad del sueño y conseguir estados de tranquilidad.

Aceite de cáñamo rico en CBD

Al tener una concentración suave (3% de CBD), es recomendable para iniciarse en el uso del cannabidiol. Además, incluye  otros fitocannabinoides terapéuticos (CBG y el CBN), contenido en Omega 3 y Omega 6 procedente del aceite de semilla de cáñamo, vitamina E y terpenos.

Aceite para mascotas

Un complemento para mascotas con aceite CBD isolado procedente de cáñamo industrial europeo de cultivo orgánico.

¿Qué producto de CBD debería comprar?

En ProfesorCBD, ecommerce de CBD líder en España, te recomendamos que apuestes por nuestros productos, reseñados en revistas de referencia como Forbes, por su calidad. A su vez, te aconsejamos que apoyes la producción local. En España se generan excelentes aceites con CBD que, como en el caso de hakuna oil, cuentan con ingredientes que provienen de la agricultura ecológica, un sistema de cultivo en el que se respetan los ciclos naturales y donde se protege la biodiversidad y el bienestar animal.

Elige productos sin conservantes. El aceite de CBD no los necesita. Sus propiedades se mantienen intactas sin necesidad de añadirlos y, sin el posible riesgo de que se modifiquen sus propiedades. Además, si eres vegano, puedes usar el CBD en aceite de hakuna oil con toda confianza.

Importante: Ningún producto de CBD está concebido para sustituir un tratamiento médico. Consulta siempre con tu médico antes de usarlo. Él es la persona adecuada para asesorarte sobre lo más importante que tenemos, la salud.