Amamos el sol. Nos da vitalidad y alegría, además de ser una fuente fabulosa de vitamina D. Los expertos afirman que exponerse al astro rey beneficia la salud ósea. Y la experiencia dicta que la ropa sienta mejor con unas piernas bronceadas.  Pero no todo el monte es orégano: tomar el sol en exceso entraña riesgos. Las quemaduras solares recurrentes pueden ser el paso previo a un cáncer de piel, según advierten los dermatólogos. Está bien: deja que los rayos ultravioleta acaricien tu piel, pero hazlo bien untada de protector solar. Te aconsejamos este de CBD, de factor 30, de la marca Naturel Désir. Fresco y respetuoso con todo tipo de dermis. Ahora bien, incluso cuando nos protegemos, la piel puede sufrir tras un intenso día de playa. Lo notas cuando llegas a casa: está tirante, seca, apagada. La solución: ducha e hidratación. Pero no cualquier loción vale. Hay que elegir la mejor. Los males que se combaten son muchos: producción de radicales libres, aparición de arrugas, tono desigual de piel, manchas, inflamación… ¿Qué tal ‘ducha, hidratación y CBD’?

Cuando escojas tu leche corporal para este verano, ten en cuenta que no todos los ingredientes son iguales. Los hay emolientes, humectantes y oclusivos. Y la joya de la corona es el cannabidiol, cuyo uso tópico se está estudiando para un sinfín de beneficios.

¿Por qué una loción de CBD es lo más recomendable para tratar la piel tras exponerse al sol?

El cannabidiol o CBD tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Muchas investigaciones científicas ahondan en su potencial para aliviar el dolor y reducir el riesgo de infecciones bacterianas. Además, retiene la humedad en la piel. Todos estos beneficios son un escudo frente a la producción de radicales libres, que es el modo que tiene de reaccionar nuestra piel cuando la exponemos al sol y a la contaminación de forma continuada.  Así, a no ser que vivas en un pueblecito de Alaska, todo esto te interesa mucho.

Los antioxidantes absorben esas pequeñas bombas llamadas radicales libres y que no solo procuran pieles arrugadas, apagadas y poco estéticas, sino que también se vinculan con algunos casos de cáncer de piel. Grábatelo a fuego: todo tratamiento altamente antioxidante resulta ideal para contrarrestar los efectos de todo un día al sol. Elasticidad, hidratación, borrado de arrugas finas, aspecto saludable y tono uniforme de la piel son las consecuencias visibles de aplicarse una buena crema de CBD al final del día. En ProfesorCBD, tenemos la Leche Corporal Multifrutas de hakuna Oil, con 400 mg de cannabidiol, un básico en nuestro equipaje playero. Además, hasta el lunes11 de julio a las 23.59 horas, te regalamos, con su compra, un protector solar y la bolsa de tela de moda de ProfesorCBD. Lo hemos llamado pack ‘Tú me das cremita’.

CBD para protegerse de las quemaduras solares

Cuando ya es tarde y (mal, muy mal) olvidaste protegerte con un filtro solar para tu jornada de piscina, aparecerán la rojez, el dolor e incluso la caída de la parte más superficial de la piel. En romano paladino: te has quemado y te estás despellejando. Y cuanto más tardes en sanar tu piel, peores serán sus consecuencias. Un estudio de Journal of Controlled Release avala el uso de CBD como tratamiento antiinflamatorio para la piel. Es decir, una loción con cannabidiol, ya sea facial o corporal, es una herramienta súper efectiva para calmar las quemaduras, reducir la rojez y la hinchazón, aliviar el dolor y acelerar la curación. Además, las infecciones bacterianas vinculadas a las quemaduras solares, que también ocurren, encontrarán una barrera en la acción del cannabidiol, siempre que mantengas la zona quemada totalmente limpia. En caso de fiebre, sin embargo, te recomendamos que vayas al médico: ningún producto de CBD sustituye a un medicamento.

Hidratación y CBD: ideal para pieles sensibles

Aunque cualquier tipo de piel puede sufrir los daños de la sobrexposición solar, las sensibles son mucho más propensas. En verano, padecen picores, erupciones y sequedades con frecuencia. Y la mayoría de las lociones hidratantes no lograr evitarlo. Nuestra recomendación, de nuevo, es hablar con tu dermatólogo, que te prescribirá el tratamiento adecuado. Combinarlo con los productos tópicos de CBD, un ingrediente natural y nada agresivo, es la opción de muchas de estas personas, que encuentran en el uso frecuente de la Leche Corporal Multifrutas de CBD hakuna OIl un modo de ponérselo más difícil a los eczemas, la psoriasis, las rojeces y las sequedades. Y que siga la fiesta del verano.