Setas mágicas, qué son y por qué están de moda

Setas mágicas, qué son y por qué están de moda

 Las setas alucinógenas, conocidas también como setas mágicas, hongos mágicos, trufas mágicas o trufas alucinógenas y de nombre científico Psilocybe, han captado el interés de la sociedad y curiosos por las sustancias naturales en los últimos tiempos. No solo por sus propiedades psicoactivas, sino también por su creciente popularidad en algunos entornos, como comunidades místicas o círculos más terrenales como los ejecutivos de Silicon Valley. Estos hongos mágicos contienen psilocibina, un compuesto químico que, al descomponerse, se convierte en psilocina, causante de sus efectos alucinógenos. Además, la psilocina también se usa en la investigación de fármacos contra la depresión. Los estudios preliminares han mostrado resultados prometedores en este terreno, pero aún se requiere más investigación para comprender completamente su eficacia y seguridad.

Desgranamos la moda de las trufas mágicas, su historia, usos, beneficios y riesgos.

 

De dónde provienen las setas alucinógenas

Los hongos mágicos tienen una historia que se remonta a milenios atrás, utilizados en rituales religiosos y espirituales por civilizaciones antiguas. En Mesoamérica, civilizaciones como los aztecas las denominaban "carne de los dioses". En el siglo XX, el redescubrimiento de estas setas por parte del micólogo R. Gordon Wasson en México y la posterior identificación de sus componentes psicoactivos por Albert Hofmann, quien también sintetizó el LSD, catapultó su popularidad en el movimiento contracultural de los años 60 y 70. Esta fama del viaje psicodélico resultó en un mayor escrutinio de los hongos alucinógenos y su eventual prohibición en muchos países.

Las setas alucinógenas crecen de forma natural en una amplia variedad de climas y regiones alrededor del mundo. Prefieren ambientes húmedos y se desarrollan en suelos ricos en materia orgánica, como bosques y zonas con material en descomposición. Existe una gran variedad de trufas y su distribución geográfica abarca desde América del Norte y del Sur hasta Europa, Asia y Australia. Especies como Psilocybe semilanceata son comunes en Europa, mientras que Psilocybe cubensis se encuentra con más frecuencia en regiones tropicales y subtropicales. El cultivo de trufas también puede ser realizado por el hombre en entornos de interior, cumpliendo unas condiciones específicas de humedad, temperatura y luz. Los kits de cultivos de trufas mágicas reciben el nombre de panes de setas. El cultivo de setas es ilegal en España, a no ser que se demuestre que serán utilizadas para uso personal en un lugar privado. 

 

Por qué se han puesto de moda las trufas alucinógenas en España

Las trufas alucinógenas han ganado popularidad en España debido a una combinación de factores culturales, legales y de interés científico. Culturalmente, existe una creciente curiosidad y apertura hacia experiencias psicodélicas, influenciada en parte por el movimiento global de reconsideración de sustancias psicoactivas naturales. Aunque su venta y distribución no es legal en España, la posesión de setas alucinógenas no está penalizada de la misma manera que otras sustancias, lo que ha contribuido a su creciente uso recreativo. Además, el interés científico en sus potenciales aplicaciones terapéuticas, como ya hemos mencionado anteriormente, ha captado la atención de los medios y el público.

 

No todo lo natural es inocuo: efectos secundarios de la trufa mágica

Es importante destacar que en el vasto mundo de las sustancias naturales es necesario andarse con precaución y cautela ante el boom de cualquier nuevo ingrediente. En el caso de las trufas mágicas, sus efectos varían significativamente según la dosis, el contexto y la psicología del usuario. Es cierto que pueden provocar efectos psicodélicos, como experiencias sensoriales alteradas, cambios en la percepción del tiempo y espacio, y en algunos casos, introspección profunda. Pero también desencadenan reacciones adversas en algunos individuos, como ansiedad, pánico, efectos visuales o alucinaciones visuales desconcertantes o desorientación. La experiencia psicodélica escapa de cualquier control, con dosis altas y dosis bajas, por lo que el consumo recreativo de trufas mágicas conlleva riesgos legales y de salud. Efectos adversos, efectos psicoactivos. 

 

Setas no alucinógenas: en polvo, té o tintura

Junto a las trufas mágicas, encontramos otras setas que no lo son… pero casi. Y es que existe también un amplio espectro de setas sin sustancias psicodélicas con propiedades extraordinarias. Estos hongos, a menudo etiquetados como superalimentos, muestran un gran potencial para mejorar el modo en que nos alimentamos. Entre ellos, el shiitake, el reishi y el maitake destacan en la cocina por su riqueza en sabor, textura y beneficios nutricionales.

Además, es posible encontrar interesantes preparados de setas en las tiendas de nutrición o salud holística, como extractos (compuestos bioactivos concentrados en polvo o en cápsulas populares como complementos dietéticos), tés con propiedades calmantes y antioxidantes (de reishi, chaga o cordyceps), polvos de setas (obtenidos de secar y moler hongos, para incorporar a la dieta diaria) y tinturas de setas (líquidos concentrados de alta absorción para añadir a las bebidas).

En definitiva, el mundo de las setas es amplio, profundo y misterioso, a imagen y semejanza de ese bosque lleno de hongos que habitaba David el Gnomo. Cada seta guarda una historia, y muchas de ellas están aún por descubrir.

Enlace para compartir

Utilice este enlace para compartir este artículo